martes 28 septiembre 2021
InicioActualidad InternacionalEl Brexit y el futuro de las exportaciones de frutas de Chile...

El Brexit y el futuro de las exportaciones de frutas de Chile al Reino Unido

En la temporada 2019-2020, Chile exportó un total de 553.432 toneladas de fruta fresca a Europa, de los cuales 107.705 toneladas fueron sólo para el Reino Unido, convirtiéndose en el segundo país importador de la fruta fresca chilena dentro del continente europeo.

El Reino Unido depende en gran medida de las importaciones de frutas y verduras porque su producción nacional es solo el 26% de la demanda. Mientras que, la oferta de la UE es del 38% y de países no comunitarios es del 36%. Ante tal situación y producto de la experiencia adquirida en el rubro de la exportación de frutas frescas, la Asociación de Exportadores de Frutas de Chile AG (Asoex), ProChile y Freshfel Europe, a comienzos de mayo, realizaron el webinar: «Impacto y actuales consecuencias del Brexit para la industria frutícola chilena«.

En la ocasión, y con la participación de expertos internacionales, se analizó en detalle las posibilidades existentes tanto en el presente como lo que viene a futuro. “La oferta internacional ha tenido una dinámica positiva en los últimos años, con un aumento medio del 2% sobre el volumen de los países no pertenecientes a la UE» asegura Natalia Santos-García, directora de política comercial de Freshfell Europe, quien se destaca por su responsabilidad en apoyar a los importadores y exportadores de frutas y hortalizas en Europa a adquirir un mejor conocimiento de las condiciones de acceso a mercados claves, especialmente en las áreas de política comercial, sanidad vegetal, controles oficiales y otras medidas sanitarias y fitosanitarias.

Según Santos-García, los desafíos y oportunidades clave del Brexit para los comerciantes de frutas y verduras se pueden resumir en cuatro etapas: Tarifas; Procedimientos y administración de importación; Importar condiciones y logística y Reglas de apariencia.

En términos de tarifas, Natalia Santos-García reveló que el Reino Unido ahora tiene sus propias tarifas de la OMC (UK Global Fees-MFN). “A primera vista, se parecen mucho a la UE, pero hay que prestar atención a detalles como el salto. Por ejemplo, en el caso de los arándanos, la UE cobra un 3,2% y el Reino Unido los redondea al 2%, lo que afecta a la competencia y los precios. . En segundo lugar, tenga cuidado con la simplificación de sus tarifas. Debe considerarse porque cambian con las estaciones“.

En cuanto al mantenimiento de las tarifas prioritarias, dijo, al igual que en Chile, “con la suspensión, el beneficio de esta tarifa es muy pequeño. En términos de condiciones de importación, ahora son en su mayoría similares a las de la UE“, dice, aunque asegura que definitivamente cambiarán. «Ahora el Reino Unido establecerá sus propios LMR y reglas activas de productos, por lo que debemos estar atentos“, asevera.

En términos de logística, Natalia Santos-García plantea que no hay “acumulación diagonal” en el acuerdo UE-Reino Unido, es decir, no habrá una cadena de suministro triangular en la que un producto pase por un país y luego continúe hacia el Reino Unido, como aranceles. no se mantienen.

Finalmente, dijo que el Reino Unido tendría su propia certificación para productos orgánicos.

Fuentes: https://www.freshplaza.es/article/9314002/impacto-y-actuales-consecuencias-del-brexit-para-la-industria-fruticola-chilena/ // https://www.nvrchile.cl/brexit-y-posible-impacto-en-las-exportaciones-de-frutas-de-chile-a-su-segundo-lugar-en-europa/

mas noticias