Cuidado con la mosca de alas manchadas

80

La Drosophila suzukii -drosófila, o mosca de alas manchadas- es considerada una plaga emergente e invasiva. Es polífaga, ya que ataca a una amplia gama de cultivos de frutas, así como a un número creciente de frutas silvestres. Su expansión es considerada un peligro inminente para las exportaciones; las hembras oviponen huevos al interior de la fruta, cual sea.

Corresponde a una pequeña mosca que fue detectada en Chile en el año 2017 y es una grave amenaza económica en los cultivos, porque a diferencia de la mayoría de las especies de su género -denominadas comúnmente “moscas del vinagre” (las cuales no son plagas, debido a que infestan fruta sobre-madura, caída o en estado de fermentación)- las hembras de esta especie oviponen en frutas sanas que se encuentran en estado de maduración y que preferentemente poseen epidermis suave y delgada.

Una vez puesto los huevos al interior de la fruta, sus larvas se alimentan de la pulpa de la fruta, generando que ésta se vuelva no comercializable. Esta plaga ha demostrado tener una rápida expansión, una fecundidad típicamente alta y un ciclo vital de corto tiempo, lo cual -sumado a la disponibilidad de hospederos y a las condiciones climáticas de nuestro país podemos concluir que es posible encontrar zonas con condiciones adecuadas para el establecimiento y dispersión de esta plaga en Chile.

Impacto en el mundo

El comercio mundial de frutas frescas, junto al comportamiento de las larvas para ocultarse al interior del fruto sin ser detectadas hasta después del transporte, facilitan la distribución de esta plaga a nivel mundial. Las evaluaciones de las repercu­siones económicas de esta plaga son relativamen­te escasas y la mayoría se centran en California, EE.UU. o la región de Trentino en Italia. En 2008 las pérdidas económicas de California, Oregon y Washington se estimaron en 40% para arándanos, 50% para la mora, 33% para las cerezas y 20% para las fresas. Sólo en California la disminución estimada de los ingresos brutos debido a la infesta­ción de la Drosófila suzukii en la ausencia de gestión se ha estimado en 37% para la frambuesa y en 20% para las frutillas procesadas.

y en Chile

La presencia de esta mosca en nuestro país puede afectar a la industria de fruta fresca, causando pérdidas económicas en la relación “calidad-precio-volumen” -tanto en el mercado local, como de exportación-, y también pudiera implicar restricciones fitosanitarias en el envío de fruta fresca a países no infestados con la plaga, lo que aumentaría los costos de exportación y disminuiría las oportunidades de competir en los mercados. Se suma, además, que la presencia de la plaga requiere efectuar aplicaciones de pesticidas para su control, además de acciones de control cultural, monitoreo y otros tipos de manejo integrado de la plaga, lo cual genera mayores costos de producción, debido a requerimiento de mayor mano de obra, conse­cuencias medioambientales y el riesgo de rechazo de las frutas para exportación debido a los niveles de pesticidas residuales que pudieran superar los límites máximos de residuos.

FUENTE: SAG https://www.sag.gob.cl/ambitos-de-accion/drosophila-suzukii