Bolsas biodegradables que sirven de alimento para los seres que viven en el mar, es una interesante propuesta que un indonesio está convirtiendo en realidad.

Luego de interesantes pruebas y estudios científicos, Kevin Kumala logró crear bolsas con almidón de yuca, las que una vez en desuso pueden convertirse en comida para los seres que viven en el mar; si es que accidentalmente llegarán hasta allí.

La yuca es un una planta abundante en Indonesia, donde alrededor de 25,2 millones de toneladas se cultivan cada año, similar al camote y a la papa.

Esto ocurrió en Bali donde un emprendedor de origen indonesio llamado Kevin Kumala, luego de haber vivido durante 10 años en los Estados Unidos decidió regresar a su isla y quedó en shock al observar que las paradisíacas playas de ese lugar, estaban terriblemente contaminadas.

Una excelente solución para que la población del planeta comience dejar de lado el plástico, ya que las bolsas hechas de petróleo pueden tardar hasta 300 años en biodegradarse.

Kumala utilizó el almidón de yuca y replicó el proceso que se utiliza para fabricar bolsas de petróleo, incluso utilizando las mismas herramientas: una máquina de moldeo por soplado, una máquina de corte y una máquina de sellado. Así nació la empresa Avani E , la misma produce otros productos biodegradables como envases desechables para comida hechos de caña de azúcar y “popotes” para beber hechas a base de almidón de maíz que se biodegradan relativamente rápido y no dejan residuos tóxicos.

- publicidad -