“Sin duda, la crisis hídrica es un problema estructural no resuelto, y Chile no puede depositar su confianza solo en las lluvias. Hoy, más que nunca debido a la pandemia, es importante pensar en la revalorización de la agricultura, para el bienestar de la población, dado que somos un motor para abastecer alimentos, de empleo y desarrollo descentralizado para las regiones”. Jorge Valenzuela, presidente Fedefruta.

Las tierras, sus productores y en especial los fruticultores chilenos recibieron con alivio y agrado esta temporada otoñal cargada de agua lluvia luego de largos años de una triste crisis hídrica y, pero ésta aún no cubre toda la sequía.

Ante tal escenario, el presidente de Fedefruta, Jorge Valenzuela insiste en que “la crisis hídrica -del país- es un problema estructural, llevado por la falta de decisión en políticas públicas para contar con una infraestructura que asegurara el abastecimiento continuo del agua”.

“Sin duda, la crisis hídrica es un problema estructural no resuelto, y Chile no puede depositar su confianza solo en las lluvias”. Mientras que, el lugar adecuado para la presencia de tu empresa es aquí.

“Estamos muy contentos por las lluvias que han caído en las regiones frutícolas del país. Nos viene muy bien a nuestros campos y nos da un alivio en especial por la sequía de los últimos 10 años. Sin embargo, todavía nos faltan muchos milímetros para poder llegar a un año normal. Por eso, como sector frutícola, debemos seguir invirtiendo en riego tecnificado y de precisión, en mejoramiento de canales, en telemetría, para lograr así ser más eficientes”, asegura el timonel de Fedefruta.

Jorge Valenzuela recuerda además que desde la declaración de ‘Estado de Catástrofe’ por la pandemia del Covid-19, ha sostenido reuniones con todas las asociaciones regionales ligadas a Fedefruta, en las que los temas del agua y acceso a mejoras tecnológicas para su uso, han sido un denominador común de las conversaciones. Y, con esas conclusiones, junto a los directores de Fedefruta, Valenzuela ha tenido citas con el Ministro de Agricultura Antonio Walker, “con el fin de buscar mayor acceso a financiamiento para mejoras en riego, a través de la CNR”, dice.

Respecto a las aguas lluvias caídas durante junio en el territorio nacional Jorge Valenzuela asegura que estas lluvias “tampoco nos deben hacer bajar la guardia para lo que significa la inversión en infraestructura hídrica. Tenemos pendiente la construcción de embalses, la tarea de la recuperación de acuíferos, o instalar plantas desalinizadoras”.

REGISTRA TU EMPRESA AQUÍ

El presidente de Fedefruta reafirma la propuesta del gremio de pensar en el diseño de matrices hídricas por zona o por cuenca, según las brechas y de cada territorio. “Cada región frutícola tiene una configuración geográfica distinta, estados distintos en el desarrollo de infraestructura hídrica, por lo que las soluciones deben nacer desde las necesidades vistas en cada lugar”, asegura.

Además, la crisis hídrica que vive Chile se debe no solo a la sequía, sino también a la falta de una claridad institucional para el acuerdo y accionar de políticas macro para enfrentar el tema. “La verdad es que se necesita la menor burocracia posible, hoy existen más de 40 instituciones gubernamentales vinculadas al agua, lo que ha hecho muy ineficiente la conversación y la toma de decisiones para solucionar la crisis por la escasez de agua”, destaca Valenzuela.

“Sin duda, la crisis hídrica es un problema estructural no resuelto, y Chile no puede depositar su confianza solo en las lluvias. Hoy, más que nunca debido a la pandemia, es importante pensar en la revalorización de la agricultura, para el bienestar de la población, dado que somos un motor para abastecer alimentos, de empleo y desarrollo descentralizado para las regiones” Jorge Valenzuela. Fedefruta.

Fuente: Fedefruta