La fruticultura hidropónica está en la mira de los nuevos cultivadores de la fruta a nivel mundial. Son variados los frutos que se pueden gestar a través de este tratamiento -tales como los arándanos- que se auguran jugosos y por sobretodo dulces.

La hidroponía es un método de cultivo que tiene años bajo investigación científica. Algunas fuentes afirman que se trata de la mejor herramienta para la cosecha de alimentos, mientras que otras opiniones especializadas resaltan sus facultades sin dar por sentado que sea esta la vía por la que deba ser encaminada la industria agronómica del presente.

El uso de la hidroponía responde a una necesidad de sustentabilidad, es ecológico y no supone daños para la salud de quienes intervienen directamente en los cultivos.

De acuerdo a un reciente estudio realizado por quienes proveen sustratos, se  sugiere que desde la hidroponía la producción de arándanos se podría ver beneficiada hasta un 50%. Es decir, que el rendimiento de las cosechas sería el doble en comparación con las plantaciones hechas en suelo.

Actores y Productores de la Industria de la Fruta CLICK AQUÍ

La apuesta del Arándano hidropónico

Expertos fruticultores auguran un auge del cultivo de arándano a nivel mundial y fundamentalmente en aquellos países que ya son productores. Una de las claves de este crecimiento es el sistema hidropónico, pues “es y seguirá siendo el que se vaya implantando relacionado con este cultivo”, aseguran expertos, considerando que una de las principales características del hidropónico es que “se pueden adelantar las producciones”.

Los expertos recomiendan la implementación de técnicas hidropónicas en zonas en las que los suelos puedan ser o muy pesados o que posean cierto déficit en los sustratos, porque esta técnica le brindan una capacidad de aireación que favorece el crecimiento correcto de las raíces de las plantas.

En ese sentido, ya existen contenedores hidropónicos especialmente diseñados para el cultivo de arándanos. Estos tienen como propósito mejorar el rendimiento de las bayas previniendo el exceso de humedad y facilitando un drenaje perfecto.