- publicidad -

La Nanotecnología es una ciencia que trabaja a escala nanométrica y su interés radica en que el pequeño tamaño de las partículas conlleva propiedades físicas y químicas que difieren significativamente de las habituales a mayor escala, y ha resultado ser un gran aliado para los envases de fruta mínimamente procesada.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), asegura que de los alimentos destinados para humanos cada año se desperdicia 1/3 del total producto de su degradación por recolección, almacenamiento, empaquetamiento o transporte.

ANUNCIA tu EMPRESA aquí

Ante tal situación y con el objeto de mejorar los beneficios de la fruta envasada, entre muchos otros avances tecnológicos- ya existen en el mercado materiales con nanocompuestos para el envasado de frutas, los que mejoran sus propiedades y beneficios para su mantenimiento durante un tiempo determinado avanzado.

La Nanotecnología permite producir envases activos con menores contenidos de polímero -disminución del peso del envase y, por tanto, del costo final-, y que mantengan sus propiedades -barrera a los gases y a la luz, propiedades mecánicas o capacidad antimicrobiana- e incluso las mejoran.

Los primeros polímeros nanocompuestos que han aparecido como materiales mejorados para el envasado de alimentos frescos son los polímeros que incorporan nanopartículas de arcilla, material usado debido a su bajo costo, su elevada efectividad, su alta estabilidad y su escasa toxicidad.

#tips Fue en el International Food Technology Congress celebrado en Kusadasi, Turquía que se presentó uno de los primeros prototipos de envase inteligente para fruta mínimamente procesada. El envase fue fabricado con materiales biodegradables y que incluye diferentes sensores que aseguran al consumidor la calidad del producto. El envase fue elaborado a base de nanoarcillas que aportan mayor impermeabilidad y nanocelulosas que mejoran sus propiedades mecánicas, haciendo que el envase sea más resistente. Además, estas nanocelulosas han sido extraídas de residuos de la industria agroalimentaria, en concreto de la paja del trigo, revalorizando así este residuo.

Nanotecnología en Chile

Por otra parte, las propiedades antimicrobianas, antioxidantes y absorbentes de etileno son algunos de los beneficios que pueden incorporar los innovadores envases mediante la nanotecnología que están implementando investigadores chilenos para el envasado de la fruta.

Alargar la vida útil de los alimentos de exportación hasta un 30 por ciento por medio de la elaboración de envases con componentes de hojas y frutas autóctonas. “Lo que hacemos es incorporar a los envases nanocompuestos activos de productos tradicionales como maqui, murtilla y calafate, los que generan un efecto positivo y beneficioso para el contenido”, comentó a Efe la científica María José Galotto, quien lideró la investigación.

Los costos de generar este tipo de envase son entre un 3 y un 5 por ciento más elevados que los corrientes, pero el incremento de costo “se absorbe por la disminución de las pérdidas de productos que se degradan”, asegura la profesional.

Este tipo de tecnología ya se ha aplicado en países como España, pero la ventaja de la innovación chilena es la cantidad de propiedades beneficiosas de sus productos autóctonos que se pueden aplicar a los envases y la estrategia utilizada. Hasta el momento, esta nanotecnología se ha aplicado en los envases de uvas, kiwi, paltas, hortalizas, salmón y próximamente en pan y queso.

“También hemos trabajado con nanocompuesto de la arcilla, que demora la degradación de los alimentos, y hemos extraído las propiedades antimicrobianas del cobre, que es mucho más efectiva que la tecnología nano silver, es decir, la extraída de la plata”, finaliza.

Fuentes: directoriofruta.cl http://www.2000agro.com.mx/tecnologia/nanotecnologia-chilena-permite-alargar-vida-util-de-alimentos-envasados/

- publicidad -