La actual situación de extrema sequía que afecta al país, a la región y en general a distintos puntos del planeta está provocando la muerte de multitud de plantas y árboles, especialmente en el cultivo de frutas, viñas de vinificación y otras especies cultivadas en secano.

El abandono de estas plantas o el arranque y acopio de los restos vegetales de las mismas, puede dar lugar a la proliferación de las denominadas plagas de sequía; entre las que se encuentran el Capnodis Tenebrionis también conocido gusano cabezudo; es una especie de coleóptero de la familia Buprestidae de color negro opaco, se ha extendido por muchas partes y con particular frecuencia en las regiones más cálidas, constituyendo una plaga para diversos frutales

Plagas extranjeras.  La propagación de las plagas y enfermedades transfronterizas de las plantas ha aumentado drásticamente en los últimos años. La globalización, el comercio y el cambio climático, así como la menor capacidad de recuperación de los sistemas de producción debido a la intensificación de la agricultura durante años contribuyen a ello.

Las plagas y enfermedades transfronterizas de las plantas pueden propagarse fácilmente a varios países y alcanzar dimensiones de epidemia. Los brotes y los recrudecimientos pueden provocar pérdidas enormes de cultivos y pastos, poniendo en peligro los medios de vida de los agricultores vulnerables y la seguridad alimentaria y nutricional de millones de personas cada vez.

En Chile, el Programa de Vigilancia Agrícola -del Servicio Agrícola y Ganadero SAG- es un proyecto que tiene por objetivo detectar en forma oportuna las plagas cuarentenarias ausentes para el país, así como conocer la situación sanitaria actualizada de los distintos cultivos o la situación de una determinada plaga en el país. Además, utiliza como estrategia la realización de Prospecciones Generales (inspecciones a campo) de los cultivos más relevantes o emergentes de cada región del país.

Ya con la información recopilada por este programa, el SAG puede emitir informes de las situaciones sanitarias en los cultivos agrícolas del país; los que además son remitidos a las autoridades fitosanitarias de los países importadores de productos chilenos y de esta forma se asegura la apertura de mercados.

Plagas relevantes aún presentes. El SAG clasifica como  plagas relevantes presentes en el país a todos aquellas plagas que se encuentran en territorio nacional y que por su importancia están sólo bajo vigilancia y/o control por parte del SAG, no se clasifican como plagas cuarentenarias bajo control oficial.

En DirectorioFruta.cl te entregamos algunas de las plagas -aunque controladas- aún presentes:

Monilinia fructicola (Winter) Honey. Es un patógeno fungoso, agente causal de “Moniliasis”, “tizón de la flor”, “pudrición parda, morena o marrón de los carozos” que está ampliamente distribuido en el mundo, reportada en América del Norte, América Central, América del sur, Oceanía y ausente en la mayoría de los países del continente europeo.

Abutilon theophrasti La maleza Abutilon theophrasti se encuentra presente en el país desde el año 2003. Mediante la Resolución N°7.311/2009 dejó de ser una plaga cuarentenaria bajo control oficial

Drosophila suzukii ó Drosófila de alas manchadas, es considerada una plaga emergente e invasiva. Corresponde a una pequeña mosca que fue detectada en nuestro país en 2017. Es polífaga, ya que ataca a una amplia gama de cultivos de frutas, así como a un número creciente de frutas silvestres.

Fuente: SAG / FAO fao.org