Chaura, el arándano chileno que puede reemplazar la aspirina

0
4

Su nombre no dice mucho, su popularidad aún menos, pero la Chaura –Gaultheria pumila- es uno de los frutos precolombinos que prevalece con los mismos beneficios. Y eso porque los pueblos originarios la usaban como cicatrizante, antinflamatorio, para regenerar heridas, e incluso para combatir el acné. Es chileno y es bueno.

Su fruto tiene forma de baya de entre cinco milímetros y un centímetro de diámetro, más grande que el maqui y algo más pequeña que los arándanos comerciales. La Chaura puede ser blanca, rosada o roja, de acuerdo al suelo en que crezca, tiene pulpa carnosa y semillitas comestibles, con un contenido de agua y un sabor que varía según la zona.

Como una Aspirina

Puede llegar a ser una fruta muy dulce, especialmente cuando crece en lugares con mucho sol. Su sabor emite notas de vainilla, como en otras un toque de frutilla e incluso con sabores intensos y más planos como el del arándano

Uno de los importantes beneficios de la Chaura es su alto contenido de ácido salicílico, el mismo de las aspirinas. “Comerse uno es como tomarse una pastilla”, dice científico que lo estudia. Además tiene el doble de antioxidantes que el arándano comercial.

La Chaura crece desde la zona central hacia el extremo austral del país y desde la cordillera hasta el mar. Pertenece a la familia de las ericáceas, la misma del arándano originario proveniente del hemisferio norte, pero con diferencias que la hacen única en su especie. Un fruto adaptable a situaciones extremas en su crecimiento, nace en lugares inhóspitos y soporta situaciones de habitat poco comunes, como por ejemplo se desarrollan en medio de bosques quemados.

Rolando García, doctor en ciencias agrarias de la Universidad del Maule, realiza el Proyecto FIC Laboratorio regional de biotecnologías aplicadas, el que es financiado por el Fondo de Innovación para la Competitividad del Gobierno regional del Maule.

“Buscamos caracterizar químicamente la planta y su cualidades; encontrar métodos de propagación diferente a los naturales y seleccionar ejemplares de acuerdo a sus niveles de antioxidantes, tamaño del fruto y productividad para ver su posibilidad de cultivo”, asegura García.

#DirectorioFruta

Fuente: lun.com