Manejo de higos y brevas a inicio de temporada

157

Los agricultores chilenos han estado familiarizados con la higuera desde hace años, sin embargo, desconocen manejos agronómicos claves, tales como el proceso de la poda de formación, etapa fundamental para la producción de higos. Los beneficios y propiedades del higo -que incluye también a las breva- permiten a esta fruta crecer en un cultivo que posee un creciente interés entre los agricultores de la zona centro norte del país, debido a su bajo requerimiento hídrico y buen precio de la fruta en el mercado.

Con el objeto de instruir a los agricultores interesados en este cultivo sobre su manejo el Instituto de Investigaciones Agropecuarias INIA a través de su oficina Limarí, realizó el taller “Manejo de higos y brevas a inicio de temporada” en la localidad de El Tomé en Monte Patria.

El proyecto se enmarca dentro de las actividades contenidas en los proyectos financiados por el Gobierno Regional a través del Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC) denominados: “Transferencia tecnológica en agronomía de riego y fortalecimiento de frutales con bajo requerimiento hídrico para la agricultura familiar campesina regional” y “Prospección de germoplasma y tecnologías que permitan la cosecha temprana de frutales en la región de Coquimbo”, que realizaron  INIA y el Centro de Estudios de Zonas Áridas (CEZA) de la Universidad de Chile.

Para la ocasión, Víctor Muñoz, gestor de proyectos del CEZA destacó la importancia de este taller ya que existe un creciente interés de los productores por desarrollar eficientemente este cultivo. “Tradicionalmente con la higuera se hace bastante poco, los productores lo que hacían era recolectar los frutos de la higueras sin intervención, árboles naturales, de más de 20 metros, entonces tenían que subirse para cosechar, lo que es bastante complicado, pero lo hacían igualmente porque es un producto que tiene buenos precios”.

Muñoz destacó que gracias al proyecto se ha podido mostrar cuales son los manejos clave para que los huertos de higuera sean manejables y fáciles de cosechar “uno de los manejo más importantes es la poda, partiendo por la poda de formación, lo que contribuye a que los árboles sean más fáciles de cosechar sobre todo y también haciendo diferencia en la actividad productiva, diferenciando si los productores van a producir higos o van a producir brevas”.

Sobre los dos tipos de fruta que se obtienen de la higuera Giovanni Lobos, ingeniero agrónomo, encargado del centro experimental Choapa y director del proyecto FIC de INIA, explicó que ambas producciones tienen manejos diferenciados “la producción de brevas e higos tienen mercados diferentes y proyecciones diferentes en cuanto al precio. Este taller en particular se enfocó en enseñar técnicas de poda para la producción de brevas, que es un fruto temprano que se cosecha en los meses de diciembre”.

Para Hernán Vásquez, agricultor del sector de Los Algarrobos el taller fue “muy interesante” ya que pudo ver los sistemas de poda que tienen para producir tanto higos como brevas, “en estos momentos había una poda que es para ver la producción de brevas, además la planta de la higuera es una planta que requiere menos cantidad de agua en comparación con las vides y por lo tanto estaríamos economizando agua y para producir brevas se necesitan menos litros de agua que para producir higos”, al agricultor además señaló que en estos momentos se encuentra en etapa de reproducción de plantas “para poder en el futuro plantar higuera como una alternativa aparte de la vid”.

José Palta, de Recoleta, en tanto agradeció la actividad ya que “uno va aprendiendo mucho más sobre la agricultura y sobre la plantación de higueras que para nosotros es una novedad, como se trabaja la higuera ahora, no como antes que se dejaba crecer no más y producía lo que quería, ahora no, se sacan dos producciones al año que si quiere sacar la breva o el higo se está haciendo un manejo dentro de las podas, todo eso que da la higuera”.

Andrés Chiang, Secretario Regional Ministerial de Agricultura destacó el trabajo de INIA en cuanto a enseñar métodos eficientes para el manejo de este frutal. “El taller realizado en Monte Patria por el Instituto de Investigaciones Agropecuarias del Ministerio de Agricultura tiene la ventaja que transfiere el conocimiento a los agricultores y el conocimiento permite que ellos sigan produciendo de forma más eficiente”.

Ventajas de la higuera
La higuera presenta requerimientos de agua más bajos que los frutales tradicionales, llegando a tener un 80% menos de requerimiento hídrico si se compara con la uva de mesa. Además el árbol sobrevive a la falta de riego en ausencia de lluvias. Ver riego 

La higuera produce frutas dos veces al año. El higo se cosecha entre fines de enero y principios de mayo, mientras que la breva se cosecha en diciembre.

#TIPS #Higo_Blanco_chileno

Aunque poco conocido y apreciado, el higo blanco chileno es una delicia. En el Valle de Elqui apenas hay unos pocos cultivos en el sector de Diaguitas, cuyos frutos son muy apetecidos por los propios elquinos y por los turistas que visitan el valle durante la época estival.

Uno de los pocos productores del higo blanco en el Valle de Elqui es Juan Carlos Durán, quien todos los veranos ofrece estos exquisitos frutos en la Plaza de Armas de la ciudad de Vicuña para deleite de los turistas y los propios elquinos. Este agricultor cuenta que esta fruta se produce una vez al año entre los meses de noviembre y febrero, ya que en el valle se da en forma más adelantada que en otras zonas de Chile. Temprano en la mañana cosecha los higos, los envasa en potes y luego los vende en la plaza.

El higo blanco tiene es ampliamente beneficioso para el organismo ya que contiene diversos minerales y vitaminas. Tiene bastante de fibra que ayuda a una buena digestión y a la salud cardiaca; tiene gran cantidad de antioxidantes que previenen el envejecimiento y varias enfermedades; es bajo en calorías; contiene polifenoles, hierro, calcio, vitamina C y potasio, que ayuda a nivelar la presión arterial. Contiene azúcares naturales que permiten calmar el deseo de lo dulce y dan energía.

Entre las fibras solubles que tiene, está la pectina que reduce los niveles de colesterol. Además los higos previenen la degeneración macular (retina). Junto con el potasio, contiene omega 3 y 6 que ayudan prevenir enfermedades cardiovasculares. Ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre y actúa como un laxante y sus semillas ayudan a eliminar las toxinas del cuerpo. Por su aporte en hierro, combate la anemia. Y por si fuera poco, tiene propiedades antiinflamatorias.

 

- publicidad -