Desde que la tecnología que rodea a los drones o UAV (Vehículos Aéreos no Tripulados) irrumpió en el agro, se desencadenó una serie novedades que impacta a las distintas prácticas agrícolas. El monitoreo, evaluación y control de los cultivos agrícolas por ejemplo encuentra ahora con los drones una alternativa más rápida y eficiente que las prácticas actuales.

Sobrevolar predios, controlar la producción frutícola y conocer el estado de la fruta desde el aire y al instante, es posible gracias a que existen diversas soluciones tecnológicas que respaldan la seguridad de cámaras por los aires, y a campo abierto.

En una hora y media un avión no tripulado puede tomar imágenes de mil hectáreas y después de bajarlas a un computador se puede evaluar el estado del cultivo. Esto implica una significativa reducción de costos, comparado con las imágenes obtenidas por un avión tripulado y que debe salir desde un aeroparque.

Además al georreferenciar el video y obtener las coordenadas del sector del lote con problemas se pueden realizar controles más específicos. No es un dato menor que la información del cultivo además de obtenerse de forma más rápida pueda ser compartida para buscar asesoramiento u otras opiniones. Ya no todo depende lo que el productor vea en el lote o intente explicar a su asesor sino que ahora se cuenta con la información que brinda la imagen.

Pero por más vistoso que sea el servicio de los drones, lo interesante para ver y analizar está en los resultados de trabajar con esta tecnología. Para muchos de los especialistas en la materia, estas innovaciones pueden llegar a convertirse en un actor protagónico de la agricultura de precisión.

Además de prestar servicios de monitoreo aéreo de los cultivos, existen drones capaces de también trasladar herramientas en el lugar. “Con sólo apretar un botón el equipo va a trasladar, por ejemplo, una correa, de un punto a otro. El cuadricóptero sale de un lugar y aterriza en otro, y hace el recorrido inverso. Puede trasladar 3 o 4 kilos”, afirma Oscar Fuaz, socio de Nat Drones Argentina, y que desde hace 40 años se dedica al aeromodelismo y desde hace 6 años incursiona con los drones.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/1771865-drones-los-nuevos-ojos-del-amo-para-cuidar-el-cultivo-forma-rentable