La población mundial aumenta constantemente, y todos queremos comer, tener un techo, utilizar las carreteras y la infraestructura. Versus que cada año son extinguidas cerca de 24 mil millones de toneladas de suelo fértil, debido a la erosión, las construcciones, desastres naturales y otros provocados por la mano del hombre, muchas veces con la sobreexplotación de recursos en la agricultura.

En el mundo se pierden, cada año, unos 24 mil millones de toneladas de tierra fértil. Las condiciones del suelo se deterioran. “Esta es una catástrofe que se acerca lentamente”, advertía hace unos años Jes Weigelt, economista, especializado en agricultura, autor de la publicación «Atlas de los Suelos» (2015), asegurando que «la situación en muchas regiones del mundo es muy grave».

No todo suelo es terreno fértil. En todo el mundo existen grandes extensiones territoriales que no cumplen con los requisitos naturales de fertilidad para la producción de alimentos, territorios con poblaciones que -en muchas ocasiones- dependen de otros países para su supervivencia.

#nuevas_urbes #nuevas_ciudades La pérdida de suelos fértiles se debe -en gran parte-, a su eliminación, sellado o compactación para construcciones.

“Ahogando” el suelo se pierden miles de millones de microorganismos, bacterias y hongos que hacen de la tierra un suelo fértil. Una vez destruidos los suelos cultivables, no queda más que materia muerta. Superficie no es sinónimo de suelo cultivable. A diario la pérdida de tierras de cultivo se estima en 1.000 kilómetros cuadrados, mientras que la mayor pérdida se debe a la construcción de carreteras, ciudades y plantas industriales, de acuerdo a información entregada por la Oficina del Suelo de la Comisión Europea.

Desarrollo sostenible en la conservación del suelo

Se proyecta su protección global considerada como uno de los nuevos objetivos de desarrollo sostenible adoptados por la Asamblea General de la ONU y marcan el rumbo político para el desarrollo sostenible en todo el mundo.

 

 

Fuente: ONU / Terra

noticias.terra.cl/mundo/las-tierras-fertiles-son-cada-vez-mas-escasas.html