La convención y rueda de negocios organizada por la Asociación de Viveros de Chile (AGV) – apoyado por ProChile, en el marco de la PMA Fruittrade Latin America-, acercó a los productores con los viveros y las últimas tendencias en genética vegetal. A su vez, sirvió para transmitir experiencias de viveros en la exportación de plantas y resolver dudas con respecto a los requerimientos fitosanitarios para vender en el extranjero.

La versión 2015 de Planttrade, Convención y Rueda de Negocios entre viveros chilenos y productores locales y extranjeros, se realizó en Espacio Riesco e incluyó ciclos de charlas sobre la exportación de plantas y las últimas tendencias en material genético disponible para la industria hortofrutícola, entre otros.

Empresas como Grupo Olmos, Grupo Hijuelas, Brown Group, Viveros Buenos Aires de Angol, El Tambo, Requínoa, NuevaVid, Sunnyridge, San Vicente y Plantae, entre otros, aprovecharon Planttrade 2015 “para encontrarse con productores de frutas y hortalizas, y proveerlos con el material necesario para el desarrollo de sus huertos”, indicó la gerente general de AGV, Maritrini Lapuente, agregando que los viveristas también pudieron hacer contacto con agrícolas extranjeras, especialmente de Perú, Colombia, Uruguay y Ecuador, invitadas por la asociación al evento.

“Los productores frutícolas peruanos de primera línea y con buen desarrollo tienen a Chile como proveedor de plantas casi a la par con Estados Unidos”, comentó Samuel Escalante, director de viveros El Tambo, quien durante el seminario de Planttrade dio testimonio de su vasta experiencia en exportación de plantas. “No solo producimos el mismo tipo de plantas que EE.UU., con una genética parecida, también las producimos en un clima similar, que es un invierno y un verano marcados. Además, tenemos la ventaja que a Chile se pueden hacer encargos de un año para otro, mientras que a Estados Unidos se requiere de un año y medio, por la diferencia de hemisferio”, asevera.

invernadero-4

La palabra de los grandes

El presidente de la AGV, Jorge Valenzuela Trebilcock, aprovechó la realización en paralelo de la PMA Fruittrade Latin America -que congregó más de 2000 asistentes al evento-, para guiar a los productores de uva de mesa en cuanto a la última generación de vides y plantas injertadas en esta especie, que asegura incrementar su rentabilidad.

“Tenemos 54 mil hectáreas de vid de mesa plantadas en Chile y el porcentaje de replante anual es de solo un 5%”, indicó el también vicepresidente de Fedefruta y director ejecutivo de NuevaVid. “Es muy importante entonces trabajemos en conjunto para buscar la mejora continua de nuestro sector”. Esto sin embargo ha ido en constante crecimiento, ya que de haberse renovado 1.700 hectáreas de uva de mesa el 2008, el 2014 se replantaron 2.800.

De forma simultánea, en los seminarios a cargo de la AGV, el gerente general del Consorcio Tecnológico Biofrutales, Rodrigo Cruzat, analizó la situación actual del acceso a nuevas variedades frutales, de dónde provienen y quiénes las desarrollan comercialmente. A su vez, Manuel Toro del SAG se refirió a la propiedad intelectual de variedades frutales en Chile, recalcando que los obtentores vegetales necesitan protección para recuperar la inversión realizada en el desarrollo.

Jorge Mohr, de Grupo Hijuelas, tuvo un espacio en el seminario para hablar del manejo exitoso de un huerto de avellano europeo en Chile, los requerimientos básicos del cultivo y su visión del negocio.

En la jornada final, Rommy Castillo del Subdepartamento de Certificación Fitosanitaria del SAG, respondió consultas sobre los requisitos para la exportación de plantas chilenas, mientras que el Coordinador de Programas de Genética y Genómica Molecular de la Universidad de California Davis, Dr. Alvaro Castro, detalló los pasos en la certificación de plantas.

@DirectorioFruta