Altramuz chileno, al paladar del mediterráneo

2220

El altramuz, también conocido como lupín o lupino es una semilla oleaginosa que en Chile se produce en cantidades que durante años nos ha permitido ocupar el 2º lugar del total de la producción a nivel mundial, siendo exportado a Portugal, España, Italia, Grecia, y a las poblaciones de origen árabe circundantes del mar Mediterráneo.

Lupinus-Arboreus-–-AltramuzLos altramuces son las semillas de una planta conocida como el lupino. La tierra más apropiada para cultivarlo debe ser suelta, arenosa, profunda y pobre en cal. La siembra comienza en primavera, y se realiza a voleo o a surco perdido, cubriendo la semilla muy superficialmente.

Se trata de una legumbre con forma redondeada y plana, su piel es lisa y de color amarillento, y tiene un intenso sabor amargo debido a unos componentes que se llaman alcaloides. Lo más habitual es encontrarlos en salmuera para consumirlos como aperitivo. A partir de este producto se elaboran diversos derivados como sustitutos del café, aceites e incluso paté. Si se adquieren crudos, los altramuces suelen cocerse para elaborar exquisitas comidas caseras, como el resto de las legumbres.

El altramuz destaca por su altísimo aporte proteico, que lo convierte en una buena proteína vegetal alternativa de la carne y la soja. Aporta también hierro, calcio, zinc, potasio, fósforo, magnesio, vitaminas del grupo B y vitamina E. Si se comparan con otras legumbres, los altramuces son más calóricos porque tienen mayor cantidad de grasa en su composición (un 15%, sólo superado por la soja y el cacahuete). Sin embargo, es una grasa de tipo insaturada, cuyo aporte es beneficioso.

planta_del_altramuzChile: Dulce o Amargo

En relación a la distribución de estas siembras en Chile, por tipo de producto obtenido (dulce o amargo), cabe hacer presente que habitualmente se cultivan entre 6 mil y 8 mil hectáreas de lupino amargo, área que se concentra básicamente en sectores de pequeños agricultores predominantes en los secanos interior y costero de la IX Región.

Este producto se destina esencialmente a la exportación como grano de diferentes calibres, el que, luego de un proceso de “desamargado”, que se realiza generalmente en los países de destino, se utiliza en consumo humano, teniendo una alta demanda entre poblaciones de origen árabe circundantes del mar Mediterráneo, habitantes en países tales como Grecia, Italia, España, Portugal y Egipto.

Según las estadísticas de FAO, a nivel mundial el cultivo del lupino tiene cierta importancia económica sólo en unos pocos países. Además, esta producción es ampliamente dominada por Australia, país que concentra más de 85% del volumen total que se cosecha anualmente.

Mientras que Chile, -aun teniendo una participación inferior al 4% sobre el total cosechado-, según la misma fuente aparece en el segundo lugar de producción de este grano, destacándose especialmente por sus altos niveles de productividad, que actualmente se están situando en torno a los 27 quintales por hectárea.

#DirectorioFruta